CNDA-NE-035-2021

EXPOCRUZ Y RUEDA DE NEGOCIOS,

IMPULSORES DEL DESARROLLO CRUCEÑO 

Hace 59 años, el año 1962, cuando Santa Cruz era todavía un pueblo grande, con todas sus calles polvorientas sin siquiera una loseta, los visionarios cruceños organizaron la primera feria agropecuaria en los predios de la facultad de Veterinaria de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno, cuatro años después en 1966, se inauguraba la primera Feria Internacional de Santa Cruz, emprendimiento de dos instituciones representativas y emblemáticas del Departamento, la Cámara de Industria y Comercio (CAINCO) y la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), hasta hoy socias en el mayor evento de exhibición comercial e industrial en Bolivia, y uno de los mayores de Latinoamérica.

Junto con el desarrollo del Departamento a partir de la década del setenta, gracias a su producción ganadera, agrícola y forestal, habiéndose consolidado desde 1966 las regalías petroleras del 11%, que permitieron el enlosetado de todo el casco viejo de la ciudad, Santa Cruz con su Feria Internacional, fortaleza institucional privada y el sistema cooperativo de servicios públicos de luz, telefonía, agua y alcantarillado, marcaron su independencia económica del centralismo de siglo y medio, que hasta esas épocas poco y nada había hecho por el desarrollo del oriente del país.

Ya en la década del 90 a partir del Plan de Tierras bajas del Este, propiciado por la Corporación de Desarrollo de Santa Cruz (CORDECRUZ) y el Banco Mundial, se produjo la expansión de los cultivos de soya, maíz, sorgo, girasol, además de la ampliación de la producción ganadera y la genética de alto valor; se potenciaron los sectores azucarero, avícola, forestal y otros, impulsando al sector comercial y de servicios, socios indispensables en la evolución productiva. En el frenesí de desarrollo de los últimos cincuenta años, la Feria Internacional de Santa Cruz, ahora EXPOCRUZ, ha sido uno de sus aliados más importantes, muy en especial luego de incluir en la agenda ferial la Rueda de Negocios a partir del año 1991, desarrollada en sus primeras versiones en el vetusto Salón de la Américas, previo a la construcción de las modernas instalaciones del actual Centro de Convenciones en el mismo predio.

Fue con el inicio de la expansión de las exportaciones no tradicionales a fines de la década del 80, cuando el total exportado por el país no sobrepasaba los 700 millones de dólares (8% de las actuales exportaciones), la Cámara de Exportadores de Santa Cruz (CADEX), la Cámara Forestal de Bolivia (CFB) y el infatigable Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), organizaron el afamado SALON DEL EXPORTADOR en el marco de la EXPOCRUZ, hoy con justicia llamado Salón del Exportador Oswaldo Barriga Cuellar (+) en honor a su más destacado promotor, quien fuera Presidente tanto de la CADEX como del IBCE; en la actualidad el Salón es el más visitado por el empresariado que expone y/o participa de la rueda de negocios y es sin duda la mayor vitrina de la oferta exportable nacional, además varias veces premiado por su diseño innovador.

La Feria y la Rueda de Negocios son desde hace más de 50 años los gemelos impulsores del desarrollo cruceño, son la muestra del tesón, el trabajo y la constancia del empresariado privado del campo, la industria, el comercio y los servicios; son la inyección anímica ante la crisis, la oportunidad de los emprendedores e innovadores. A su vez ambos eventos generan una gran cantidad de empleos en la construcción, la imprenta, el diseño gráfico y publicitario, la arquitectura, hotelería y el turismo de negocios, que por su proximidad a las festividades de fin de año marcan el inicio de la intensidad comercial del último trimestre.

Solo como dato estadístico que corrobora la importancia de la Feria y la Rueda de Negocios en el desarrollo económico nacional y regional, la primera concentra en 10 días más de un millón de personas, 3.000 empresas expositoras, genera cerca de 75.000 empleos directos y se estima un volumen de acuerdos a corto plazo de más de 100 millones de dólares. Por su parte la Rueda de Negocios, desde sus inicios ha contribuido a la generación de nexos empresariales en Bolivia con cerca de 200 mil contactos y un estimado de negocios de más de 3.000 millones de dólares.

Este 2021, luego de un pasado año para olvidar por lo triste que fue, pero para recordar por sus enseñanzas, próximos al inicio de la 45° versión de la Feria Internacional de Santa Cruz, llamada “la Feria del reencuentro”, los cruceños que trabajamos y amamos esta tierra tenemos el reto de ser parte activa -de forma segura y responsable- de los dos eventos que mayor impacto pueden tener en la reactivación económica, demostrando que somos capaces de seguir produciendo, emprendiendo, innovando y exportando.

Lic. Antonio Rocha Gallardo

PRESIDENTE CNDA